Remedios caseros para la tos

¿Tos? Elimínala en pocos minutos con estos remedios naturales
portada

La tos es una reacción normal de nuestro cuerpo cuando hay un agente irritante en la garganta; pero hay momentos en los que resulta muy molesta e incomoda.

Nos hace ser el centro de atención en las situaciones menos oportunas, como en una conferencia o en un restaurante. Todos se nos quedan mirando, y por más que lo intentemos evitar, no lo podemos aguantar.

Podemos diferenciar entre dos tipos de tos: la tos seca y la tos productiva.

Una tos productiva la desencadenan los mocos o las flemas que están en el pecho o los pulmones. No es una tos que deba reprimirse, ya que nuestro cuerpo necesita deshacerse de su causa. Pero por suerte, hay varios remedios naturales que pueden diluir la mucosa o actuar como un expectorante para facilitar su eliminación.

La tos seca es completamente diferente. Es la más molesta y cuanto antes pare, mejor. Este tipo de tos es común cuando desarrollas una infección viral de la nariz o la garganta. Sientes como si algo se ha quedado atascado en la garganta y que no puede salir, incluso tosiendo continuamente.

También puede ser el resultado de una exposición a alérgenos y ambientes polvorientos. Un cosquilleo al azar en la parte posterior de la garganta también da lugar a tos seca. Sea cual sea la causa, siempre se puede hacer uso de remedios caseros para mejorarla. Necesitamos ingredientes que, por sus propiedades, calmen esa irritación que está provocando la tos.

Podemos ir al médico para que nos recete un jarabe. Pero, en lugar de recurrir a soluciones químicas, ¿por qué no pruebas estos remedios caseros? No sólo son más eficaces, ya que son totalmente naturales, sino que además saben mucho mejor que la mayoría de los jarabes para la tos.

curcuma

Cúrcuma

Esta especia tiene un efecto terapéutico sobre la tos, especialmente la tos seca. La cúrcuma contiene curcumina, un agente activo que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias. Por lo tanto, es absolutamente eficaz en el tratamiento de infecciones virales como la tos y el catarro.

¿Cómo utilizarlo?

Calienta medio vaso de agua hasta que hierva y añade una cucharadita de cúrcuma y una de pimienta negra. Puedes añadir canela para mejorar su sabor. Deja que hierva durante un par de minutos y añade una cucharada de miel. Bebe esto a diario hasta que la tos mejore. También puedes beber leche caliente con cúrcuma para experimentar un alivio de la tos seca.

miel

Miel

Tanto sola, como acompañada, la miel siempre ha sido un remedio tradicional contra el dolor de garganta. Pero también puede ayudar a combatir la tos seca, y es uno de los componentes de los jarabes para la tos, pues actúa como demulcente aliviando la irritación, y debido a sus propiedades analgésicas, puede eliminar el moco y aliviar la garganta.

¿Cómo utilizarlo?

Mezcla una cucharadita de miel en un vaso de leche caliente y bébelo antes de ir a la cama. Esto te ayudará a dormir mejor. Beberlo de manera regular te ayudará a tratar la irritación de garganta de manera efectiva.

jengibre

Jengibre

Otro de los super alimentos que sirven para todo. El jengibre es un analgésico natural y resulta muy eficaz contra la tos y el dolor de garganta. Ayuda a calmar la irritación causada por el dolor de garganta. También tiene propiedades antiinflamatorias y deja una sensación de limpieza en el sistema respiratorio.

¿Cómo utilizarlo?

Corta el jengibre fresco en rodajas pequeñas y machácalo. Realiza una infusión con el jengibre y una taza de agua hirviendo. Puede añadir también miel a la infusión. Bebe esta infusión 3 o 4 veces al día hasta que la tos pare.

Si lo prefieres, puedes masticar el jengibre fresco todos los días para aliviar la tos seca. Además, puedes frotarte el pecho con aceite esencial de jengibre.

tomillo

Tomillo

El tomillo es un remedio oficialmente probado para la tos, las infecciones respiratorias, bronquitis y tos ferina, con buena razón: sus pequeñas hojas están llenas de compuestos supresores de la tos. Los flavonoides del tomillo relajan los músculos traqueales e ileales, que participan en la tos, y también reducen la inflamación y el dolor de cabeza.

¿Cómo utilizarlo?

Para hacer un té casero, mezcla 2 cucharaditas de hojas de tomillo machacadas en 1 taza de agua hirviendo, tápalo y deja que repose 10 minutos antes de colarlo y beberlo.

pina

Piña

Generalmente, no se conoce a la piña como un remedio para la tos, pero eso es porque no conocen la bromelina. Según varios informes, la bromelina, una enzima que se encuentra en la piña, puede ayudar a eliminar la tos y diluir la mucosidad. Se puede tomar como fruta o como suplemento.

limon

Limón

De sobra es conocido la propiedad de reducir la inflamación de los limones, además de su alto contenido en vitamina C.

¿Cómo utilizarlo?

Puedes hacer un jarabe casero para la tos con dos cucharadas de jugo de limón recién exprimido y una cucharada de miel. Tómalo varias veces al día hasta que pase la tos.

cebolla

Cebolla

Cortar una cebolla por la mitad es uno de los remedios más conocidos y efectivos para calmar la tos cuando dormimos. Al inhalar sus vapores, la tos se frena de repente, pero tiene que estar bien cerca para que nos llegue a la nariz.

Otra opción para utilizarla, es mezclar media cucharadita de jugo de cebolla (podemos sacarlo con una licuadora) con una cucharadita de miel pura de abeja. Tómalo un par de veces al día para aliviar la tos.

lino

Semillas de lino, miel y limón

Hierve las semillas de lino en agua para que se forme un gel viscoso que actúe como demulcente. La miel y el limón van a actuar como antibióticos suaves en este jarabe súper relajante.

¿Cómo utilizarlo?

Para hacer este remedio en casa, hierve de 2 a 3 cucharadas de semillas de lino en 1 taza de agua hasta que el agua se vuelva espesa. Cuela y añade 3 cucharadas de miel y jugo de limón. Toma este té según sea necesario para la supresión de la tos.

menta

Menta

Las hojas de menta son buenamente conocidas por sus propiedades curativas. El mentol de la menta alivia el dolor de la garganta y actúa como un descongestionante, rompiendo el moco apelmazado.

¿Cómo utilizarlo?

Puedes tomarlo en infusiones de hierbabuena, o mediante la inhalación de vapores de menta. Para hacer un baño de vapor, diluye tres o cuatro gotas de aceite esencial de menta en 150 mililitros de agua caliente. Ponte una toalla sobre la cabeza y haz varias respiraciones profundas.

ajo

Ajo

El ajo tiene propiedades antimicrobianas, antibacterianas y antivirales, y es uno de los remedios caseros más eficaces para la tos seca. También refuerza tu sistema inmunológico y ayuda a combatir infecciones que causan una tos seca.

¿Cómo utilizarlo?

Pon a hervir un vaso de agua y agrega unos dientes de ajo. Mientras está hirviendo, añade una cucharadita de orégano a la mezcla. Una vez enfriado, añade miel y bébelo dos veces al día.

vinagre

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es una solución para casi todo, incluyendo la tos. Sólo tienes que mezclar una cucharada o dos de vinagre de manzana en 1 taza de agua y beberlo. Se puede beber caliente, añadir miel o utilizar más o menos agua según tus preferencias.

agua mar

Agua salada

El agua salada ayuda a eliminar el dolor de garganta a través de la ósmosis, y puede ser un buen remedio para la tos seca también.

¿Cómo utilizarlo?

Mezcla una cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia. Toma un sorbo y haz gárgaras durante 15 minutos antes de escupirlo. Vuelve a repetir el proceso una vez más. Enjuágate la boca con agua después.

regaliz

Regaliz

Conocido para calmar la irritación de garganta, la raíz de regaliz se ha utilizado para tratar los problemas bronquiales y la tos. Simplemente tienes que agregar 30 gramos de palillos de regaliz en rodajas a una taza de agua hirviendo, dejando que repose durante 24 horas.

vapor

Vapor

El vapor de agua afloja la flema y la mucosa, mejorando la situación. Se puede añadir al agua aceites esenciales específicos para aprovechar sus propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias.

¿Cómo utilizarlo?

Vas a necesitar un recipiente de agua, una toalla limpia, un par de gotas de aceite de eucalipto y 3 gotas de aceite de árbol de té. Hierve el agua y añade los aceites esenciales. Inclínate sobre el recipiente y coloca una toalla sobre tu cabeza para que el vapor vaya directamente a tu cara. Inhala los vapores durante 5-10 minutos tres veces al día.

almendras

Almendras

Algunas tradiciones antiguas creen que las almendras molidas ayudan a aliviar problemas bronquiales, como la tos. Recomiendan mezclar unas cucharaditas de finas almendras molidas con una taza de jugo de naranja y beberlo como un remedio natural.

malvavisco

Malvavisco

La raíz de malvavisco tiene propiedades antiinflamatorias, resultando ser un eficaz remedio casero para la tos seca. También protege el tejido de la membrana mucosa para no causar irritación.

¿Cómo utilizarlo?

Prepara un té de malvavisco con 3 gramos de hojas secas infusionado en una taza de agua caliente durante 10-12 minutos. Filtra las hojas y bebe la infusión para aliviar la tos. Lo ideal es beber 3 tazas de té de malvavisco al día.

mejorana

Mejorana

Esta hierba aromática funciona como un expectorante y ayuda a deshacerse de la mucosidad.

¿Cómo utilizarlo?

Hierve algunas hojas de mejorana en una taza de agua caliente. Fíltralo y bébelo regularmente para ayudar contra la tos seca.

Una tos persistente, puede ser un síntoma de una enfermedad más grave. Si con estos remedios no desiste, es mejor que acudas a tu médico de cabecera.