Ollas Programables GM

Seguramente que si hacemos una lista de los utensilios y herramientas que resultan imprescindibles en una cocina, en un lugar alto de la lista aparecería una olla express u olla rápida. Era el regalo perfecto para unos recién casados o para un hijo que se independizaba.

Es cierto que durante mucho tiempo ha servido como el mejor método para cocinar unas legumbres o unas patatas en un tiempo record, pero admitámoslo, sus funciones son muy reducidas.

Para aunar todas las virtudes de las ollas express y de las ollas de cocción lenta ha llegado para quedarse las ollas programables, en concreto las de la marca GM que son las mejores que podemos encontrar. Aquí tienes un listado de ollas GM: https://www.gangahogar.com/301-olla-gm

Ollas programables GM

Sin embargo, ahora la tendencia está cambiando y cada vez más se tiende a preparar la comida de una manera más lenta, más pausada, como la que hacían nuestras abuelas.

Las ollas de cocción lenta pueden parecer un retroceso a la década de los 70, pero resultan perfectas para que la comida tenga un sabor único. Lo malo es que necesitan de varias horas para cocinar la comida, y con nuestro estilo de vida actual no disponemos del tiempo requerido para ello.

Y decimos que contiene todas las funciones de las ollas ya que en ella podremos cocinar con presión (en realidad con diferentes presiones) para realizar la comida rápidamente, o de una manera más calmada, con programas largos y temperaturas bajas (generalmente entre 75 y 135 grados) para cocinar a fuego lento durante varias horas guisos y legumbres.

Es perfecta para preparar sopas caseras, estofados y todo tipo de carnes, incluso las más difíciles de cocinar. Pero no queda ahí la cosa, con las ollas programables podremos además sofreír, freír, hornear, cocer y cocinar al vapor, ya que se puede cocinar sin la tapa.

Su menú es muy intuitivo y fácil de usar, hasta el más torpe en la cocina podrá usarla y, si sigue al pie de la letra las instrucciones, sus platos quedarán tan buenos como el mejor cocinero del mundo.

Lo que más gusta de estas ollas es que se pueden programar hasta 24 horas, esto quiere decir que podemos introducir los ingredientes dentro (una vez preparados como marca la receta) escoger nuestro programa y seleccionar a que hora queremos que esté cocinado nuestro plato, así de fácil. Haciendo esto podremos tener un plato caliente y bien preparado para cuando lleguemos a casa cansados de trabajar, así nunca te dará pereza preparar la comida.

Algunos modelos incluso tienen la función de mantener en caliente la cubeta en donde están los alimentos durante un largo periodo de tiempo, por si acaso no vuelves y no sacas la comida a la hora que seleccionaste la programación.

Otra ventaja de las ollas programables GM es la gran cantidad de recetas que podemos encontrar en la red. Sus seguidoras son muchas y cada día suben a la red varias recetas que se pueden hacer en cada olla programable GM, con la cantidad exacta de ingredientes y como tienes que elaborarlo paso a paso.

Y si lo que te da pereza es ponerte a fregar al acabar de hacer la comida estás de suerte, con las ollas programables se mancha lo mínimo imprescindible, la cubeta y la tapa si acaso, y algunas partes las puedes lavar en el lavavajillas para más comodidad.

Las ollas son perfectas para todo tipo de gente, ya que se adaptan a las características de tu familia (tanto si sois 2 o 10 personas ya que hay cubetas de diferentes capacidades) y circunstancias (si trabajas todo el día, si eres una persona mayor con impedimentos…). Y tiene todo tipo de métodos culinarios para que tengas la opción de conservar el valor nutritivo de los ingredientes que utilices.

Gracias a las ollas programables podrás llevar a cabo una dieta equilibrada, basada en el consumo de todos los grupos alimentarios y nutrientes necesarios para mantener la actividad y las funciones de un organismo sano: frutas y verduras, cereales, semillas, legumbres y frutos secos, con carnes y pescados variados, aceite de oliva virgen extra y poca grasa animal que, combinada con la práctica de alguna actividad física regular y constante, no sólo te ayudará a mantener tu peso/forma ideal, sino que también mejorara tu salud y ayudarás a prevenir enfermedades cardiovasculares.